Reactivación de la Economía de la EU: Post Covid-19

Para saber más sobre el acuerdo sobre el fondo de recuperación y el presupuesto comunitario 2021-2027 de la Unión Europea, consulta la nota técnica sobre la reactivación de la economía del bloque económico europeo post Covid-19, elaborada por la consultora LLYC. Accede a ella en la biblioteca de EuroCámaras Perú, aquí:

 

Transporte Aéreo: Preparativos Brexit

Para leer más sobre los cambios que tendrá la retirada del Reino Unido en la Unión Europea, accede a este comunicado de la Comisión Europea sobre el transporte aéreo en el periodo transitorio, en la biblioteca de EuroCámaras Perú.

 

Empresas Europeas cumplirán un papel clave en reactivación económica de Perú

Creemos que hay muchos escenarios donde las empresas europeas pueden aportar para este proceso de reactivación, existe un compromiso para trabajar en la reactivación económica y afrontar el impacto del COVID-19” – Alberto Almendres, Presidente de las Eurocámaras Perú

“El relanzamiento económico de la Unión Europea se está dando de manera gradual. Se acordó una serie de directrices para la reapertura económica y cada país es independiente, pero lo más importante es la coordinación europea” – Diego Mellado, Embajador de la Unión Europea,

Empresas Europeas involucradas proceso de reactivación económica en Europa, tendrá un enfoque global, debido a que en Europa el 30 % del PBI depende del comercio internacional, más de 35 millones de puestos de trabajo están relacionados con el comercio internacional y por ello se reafirma su importancia.

Hoy en día, la Unión Europea tiene una relación comercial muy importante con el Perú, que representa el área económica con mayor inversión en el Perú. En el 2019, esta relación tenía un valor de más de 10 mil millones de dólares en flujos comerciales y, en inversión, más de 16 mil millones de dólares, teniendo en cuenta que durante esta crisis, las exportaciones bilaterales no se han detenido, y la Unión Europea está trabajando con Aduanas para que las documentaciones de estas se realicen de manera digital. 

“Entre las 50 empresas más grandes del Perú hay 5 empresas europeas, todas representadas en diferentes sectores. Según datos de ProInversión 2019, el 50 % de la inversión extranjera en el Perú proviene de Europa, principalmente de Reino Unido, España y Países Bajos, con casi 13 mil millones de dólares de inversión”, señalo Alberto Almendres. Además “el Perú es uno de los países que puede tener mayor desarrollo y que el accionar macro está siendo bien vista por las cámaras europeas”

OCDE Informe: El COVID-19 y la Conducta Empresarial Responsable (CER)

“La adopción de un enfoque de conducta empresarial responsable en las respuestas gubernamentales y empresariales frente a la crisis, generará beneficios a corto y largo plazo, como una mayor capacidad de recuperación, una distribución más justa e inclusiva de los beneficios de las medidas de recuperación y una contribución mas fuerte al desarrollo sostenible.” – OCDE, 2020

El COVID-19 es una crisis para las empresas, las personas, el planeta y la sociedad, para las empresas representa una interrupción en las cadenas de suministro, problemas de flujo de caja y una caída en actividad, estos efectos repercuten en la sociedad, debido a que suponen el aumento de desempleo a nivel mundial, cuando muchos de los afectados no cuentan con una red de seguridad social. 

A modo de respuesta, muchas empresas implementan planes de contingencia, o incluso proporcionan asistencia financiera o flexibilidad de contratos, en cuanto al pago de sus trabajadores y proveedores. Por el contrario, en otras se han realizado despidos masivos de trabajadores, cancelación a corto plazo de pedidos con proveedores, violaciones de derechos humanos, daños contra el medio ambiente o incluso prácticas anticompetitivas, corrupción, entre otras conductas ilegales; las cuales tendrán repercusiones legales y también en la reputación de las empresas que las adopten.

Los gobiernos han tomado acciones sin precedentes, tales como rescates y apoyo financiero a empresas, desagravación fiscal y apoyo a los ingresos de trabajadores; complementariamente, se han generado enfoques innovadores para la contratación pública de bienes y servicios esenciales. 

Las respuestas a la crisis de COVID-19 necesitan un enfoque de CER, especialmente en cuanto al reside de operaciones de empresas y cadenas de suministro, el cual denota la importancia de la intervención de los gobiernos en la configuración económica a futuro, clave para asegurar la adopción de estándares y herramientas de CER en operaciones internas de las empresas; este enfoque debe basarse en las Líneas Directrices de la OECD para empresas multinacionales, bajo la Guía de Debida Diligencia de la OECD para una CER, lo cual asegura beneficios a corto y largo plazo.

El informe de la OCDE provee una guía, para las empresas y los gobiernos, de cómo construir un enfoque de Conducta Empresarial Responsable frente al COVID-19, a través de estrategias diseñadas para mitigar esta crisis económica y de salud global.

 

 

Documento de Posición Eurocámaras Perú: Potenciar el Acuerdo Comercial Multipartes entre el Perú y la Unión Europea

Documento de Posición Eurocámaras Perú: Presenta el posicionamiento de la organización sin ánimo de lucro, en relación con diversos temas priorizados por las diferentes cámaras binacionales europeas que limitan el aprovechamiento del Acuerdo Comercial Multipartes entre Perú y la Unión Europea.

Posicionamiento Eurocámaras en Perú

Derechos humanos y democracia: un nuevo plan de acción para nuevos desafíos

En un mundo que cambia rápidamente, cambios en los escenarios geopolíticos, el cambio climático, la degradación ambiental y la transición digital plantean desafíos incuestionables para los derechos humanos y la democracia. Sin embargo, las nuevas tecnologías también ofrecen el potencial de provocar una transformación positiva hacia sociedades más democráticas e inclusivas.

La UE está decidida a aprovechar estas nuevas oportunidades, abordar nuevos desafíos y aumentar su papel de liderazgo en la promoción y protección de los derechos humanos, la democracia, el estado de derecho y el derecho a la salud y los servicios básicos en todo el mundo. Estos son principios que forman parte del ADN de la UE. Es por eso que la Comisión Europea ha adoptado un nuevo Plan de Acción sobre derechos humanos y democracia, una hoja de ruta ambiciosa para hacer del mundo un lugar más justo, pluralista y seguro.

Las situaciones de crisis, como la que estamos viviendo con la pandemia del coronavirus, plantean desafíos particulares para el ejercicio efectivo y la protección de los derechos humanos, y ponen a prueba el funcionamiento de nuestras democracias. Esta es una oportunidad para que Europa defienda sus valores e intereses”, dijo el Alto Representante y Vicepresidente de la Comisión Josep Borrell, quien firmó el Plan de Acción.

Tweets by JosepBorrellF

El Plan de Acción identifica prioridades clave que contribuyen a un objetivo común: abordar los desafíos y construir una cultura estratégica basada en los derechos humanos y la democracia, la columna vertebral de las sociedades resilientes.

  • Proteger y empoderar a las personas.
  • Construyendo sociedades resilientes, inclusivas y democráticas.
  • Promover un sistema global para los derechos humanos y la democracia.
  • Aprovechar las oportunidades y abordar los desafíos de las nuevas tecnologías.
  • Logranr resultados trabajando juntos.

Detrás de estos objetivos, existe una agenda geopolítica que apunta a fortalecer la cooperación y las sinergias con socios bilaterales y multilaterales, la sociedad civil y la comunidad empresarial para abordar juntos los viejos y nuevos desafíos.

Según el Plan de Acción anterior, la UE logró logros significativos en la protección, defensa y fortalecimiento de los derechos fundamentales en todo el mundo: en los últimos cinco años, más de 30,000 defensores de derechos humanos fueron protegidos; las ejecuciones de la pena de muerte disminuyeron en un 58%; la UE observó elecciones en más de 60 países que contribuyeron a fortalecer las instituciones democráticas y a generar confianza pública en los procesos electorales; y las cláusulas para respetar los derechos humanos y los convenios laborales se incluyeron sistemáticamente en los acuerdos comerciales de la UE.

No obstante, las cifras actuales muestran la necesidad de una mayor acción en el panorama mundial. Solo en 2019, 300 defensores de los derechos humanos fueron asesinados, 79 países todavía tienen la pena de muerte y unos 70 países consideran las relaciones del mismo sexo como un delito, por nombrar solo algunos ejemplos. Además de esto, la democracia está retrocediendo y el espacio cívico se está reduciendo en todo el mundo.

En este contexto, el nuevo Plan de Acción tiene como objetivo:

  • reforzar los medios para proteger y empoderar a los defensores de los derechos humanos;
  • promover los derechos de las mujeres y la igualdad de género;
  • fortalecer el trabajo con los medios de comunicación independientes, los parlamentos y la sociedad civil en general para contrarrestar el mal uso de las nuevas tecnologías y la reducción del espacio cívico y democrático;
  • abordar el vínculo entre los desafíos ambientales y los derechos humanos, y promover los derechos a la salud, la alimentación, el agua y la educación;
  • aproveche las oportunidades y aborde los desafíos que plantean las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial;
  • proteger y fortalecer la libertad de los medios;
  • invertir en comunicación estratégica y diplomacia pública para unir fuerzas en todo el mundo.

El nuevo enfoque se refiere no solo al contenido, sino también a los métodos de trabajo dentro de la UE que mejorarán en gran medida la eficacia y la rapidez en el proceso de toma de decisiones. En una recomendación presentada junto con el plan, el HR / VP Borrell ha propuesto que el Plan sea adoptado por el Consejo Europeo como su propia decisión sobre el interés estratégico y los objetivos de la Unión. Esto podría allanar el camino para el uso de una votación por mayoría cualificada en futuros actos para implementar el Plan de Acción.

“Necesitamos el coraje y la ambición para enfrentar los desafíos juntos. Hoy, proponemos un plan ambicioso para defender los derechos humanos y la democracia en todo el mundo mediante el uso de todos nuestros recursos de manera más rápida y efectiva «, dijo Borrell.

El Plan se transmitirá ahora al Consejo para su adopción, y al Parlamento Europeo.